Persona/repuesto

Pudo quedar mejor, pero a pesar de las grapas torcidas, el rostro que te mira de regreso se parece de nuevo un poco al tuyo.

Por: Santiago Rendón E.

Procedes con hilo, tomas la aguja y piensas: “esto no debe doler tanto”. No logras insertarla siquiera una vez. ¿Y si…? No, eso sería igual que con las agujas. Volteas a ver la engrapadora. No pierdes nada con intentarlo. Una lágrima resbala mientras aprietas la quijada. La segunda grapa cuesta menos trabajo, aunque duele incluso más. El tercer clic falla, la grapa se dobla y queda colgando. Cuarto intento, quinto… 

El espejo del baño está empañado. Lo secas con la toalla más cercana. “Lo hiciste bien”. Pudo quedar mejor, pero a pesar de las grapas torcidas, el rostro que te mira de regreso se parece de nuevo un poco al tuyo.

1 thought on “Persona/repuesto

  1. Un microrrelato que atrapa. Tiene una claridad profunda, con una visualización que es raramente percibida al expresarse con tan pocas palabras. Es autor tiene una capacidad innata para captar la atención del lector y plasmar emociones. Algo infrecuente en la literatura y sobre todo cuando es relatado en segunda persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *