Historias

De taxis y taxistas (IX)

La vida es muy cabrona, pero no siempre llueve. Hay días como ese domingo en los que brilla el sol, aunque sepamos que siempre será antesala de otro lunes. Aprender a disfrutar esos momentos, saber que nuestras temporadas acabarán, que mañana puede que el clima cambie o quizá no. Pero eso no está en nuestro control. Nada lo está.

El fin de la infancia

Hoy el único ’10’ que añora más que el de la maldita química es el de la playera que se ponía los viernes, cuando también dejaban salir a jugar a todos los niños. Hoy este niño ha descubierto la nostalgia.